Etapa 28. Refugio de Viadós – Parzán


Distancia: 21,3 km
Desnivel acumulado en subida: 890 m
Desnivel acumulado en bajada: 1.550 m


Punta Suelza desde el valle de Sallena

Río Cinqueta de Añes Cruces y
picos Espadas y Posets
Salimos temprano del refugio de Viadós (1745 m). El tiempo está siendo bueno este año y, como cada mañana, disfrutamos del amanecer. De la oscuridad de la noche pasamos, en pocos minutos, al paisaje azulado de las primeras luces, y a continuación, las cimas comienzan a teñirse de naranja, color que desciende por las laderas soleadas, según avanza la mañana.
Hoy el sendero GR11 parte de la casa-refugio y se dirige hacia el sur. Éste atraviesa un pinar de pino silvestre, cortando algunas curvas de la pista de tierra que accede al refugio desde el valle de Gistain.
Al llegar al camping El Forcallo, próximo a la ermita de la Virgen Blanca, nos incorporamos a la pista. Por un puente, cruzamos el río Cinqueta de la Pez, poco antes de unirse al Cinqueta de Añes Cruces. Luego pasamos junto al campamento juvenil de la Virgen Blanca.
Llaneamos un trecho por Es Plans, donde la pradera se extiende y el río Cinqueta se remansa.
En la cota 1580 m, nos desviamos por la derecha (O) y tomamos la pista con las marcas del GR que nos introducen en el valle del barranco de Sallena, rodeando así las faldas meridionales del Montó (2472 m).
Fuente en camino de Sallena
Iniciamos la larga ascensión al puerto de Urdiceto (2325 m). Al poco nos encontramos junto al camino con una fuente rudimentaria. Recorremos el bosque mixto de pinos silvestres con serbales de los cazadores, mostajos y avellanos, atravesado por continuas torrenteras que descienden del Montó entre los helechos.
La pista lleva hasta la Cabana de Sallena, pero el GR va cortando las zetas del camino, cuando es posible. En una pradera encontramos las Bordas de Licierte (1690 m).
Más al Oeste, hacia donde nos  dirigimos, se impone en la vertiente opuesta del valle la figura de la Punta Suelza (2972 m), una pirámide de pizarras y calizas devónicas sobre una base de areniscas y limolitas rojas y un zócalo granítico.
Mostajo
Tras los pastizales con abundantes enebros enanos del Plan de los Carlistas llegamos al collado de Las Collás (1841 m). Ahora descendemos brevemente al barranco de la Basa, que trasponemos poco antes de llegar al final de la pista en la Cabana de Sallena (1870 m).
En nuestro ascenso por terreno pizarroso, volvemos a adentrarnos en el pinar y más tarde cruzamos el barranco de Montarruegos (1980 m) por un puente de madera.
Llegamos junto a las ruinas de una cabaña desde la que observamos, al norte, las cascadas de Montarruegos. Sus aguas descienden del circo de la Peña Blanca (2685 m), cuyo cordal hace de frontera con Francia.
Barranco de Montarruegos y Peña Blanca
Ahora viene una fuerte subida a una loma, mientras poco a poco se dispersan los pinos.
Por la zona conocida como El Cau (madriguera en catalán), encontramos junto al camino varias depresiones a modo de pequeñas dolinas, aunque en terreno de pizarras.
Entramos en los dominios de canchales y pedrizas de pizarras que descienden del pico de Urdiceto, al norte. Al sur tenemos la esbelta Punta Suelza.
Rebasamos la Cabaña de Urdiceto (2300 m), un refugio no guardado construido en 2009 donde pueden dormir precariamente 3-4 personas. Aunque tiene un hogar con chimenea, no existe leña en los alrededores.
Valle de Sallena y macizo de Posets
desde el collado de Urdiceto
Desde aquí, tenemos la última visión del macizo de Posets-Llardana al sureste, aunque ésta sería mejor si estuviéramos al atardecer ya que ahora, al mediodía, se encuentra a contraluz.
Enseguida alcanzamos el collado de Urdiceto o Paso de los Caballos (2325 m), por el que pasa la pista de tierra que va de Parzán a la presa de Urdiceto (2369 m).
Ésta, junto al ibón que embalsa, está unos metros más arriba, rodeados de un paisaje granítico, al que no accedemos. Por cierto, tampoco veremos los dos pequeños ibones de la Solana de Urdiceto (2335 m) situados unos 300 m más al sur.
Al norte se encuentra el pico de Urdiceto (2596 m), una de las mugas que marca la frontera con Francia. Al oeste tenemos la Punta Fuesa (2866 m), sobre areniscas y limolitas rojas, y en el horizonte, medio oculto por las nubes, las estribaciones de lo que nos parece el macizo de La Munia.
Central Eléctrica de Urdiceto
Al descender del collado, dejamos atrás la cuenca hidrográfica del río Cinqueta y nos adentramos en la del Barrosa, afluente también del río Cinca, en el valle de Bielsa.
Al principio dejamos la pista y bajamos por un sendero un poco caótico entre canchales, pero pronto enlazamos de nuevo con la pista de tierra que lleva a la presa, y que prácticamente no abandonaremos hasta llegar a la carretera A-138.
Sobrepasamos la Central Eléctrica de Urdiceto (1950 m), y tomamos una senda para descender bruscamente el desnivel de su presa.
Comenzamos a seguir el curso del barranco de Urdiceto, que discurre por territorio granítico.
Torrentes del Buixin
Al sur, en la umbría, está el bosque de El Buixín, atravesado por canchales y barranqueras que descienden de la Punta Buixín (2742 m). Lo mismo ocurre en la vertiente de solana por donde transitamos. En medio, el río se encaja en el granito y lo perdemos de vista. En algunos tramos del mismo se practica el barranquismo.
Caminar por la pista se hace cansino, pero lo compensa gozar de la frondosa arboleda que atraviesa. A largo de su recorrido encontramos ejemplares de pinos negros y silvestres, abetos, abedules, serbales, fresnos, avellanos, mostajos, arces, robles, sauces cabrunos, bojes, ...
Al pasar junto a unos ribazos de piedra seca, dejamos a la derecha las Bordas de Puyales (1620 m) y, después de un rápido descenso en zigzag, franqueamos La Avellanera.
Finaliza este camino en la carretera A-138, tras atravesar el puente de la central de la Barrosa (1200 m) sobre el río homónimo.
Cruzamos la carretera y tomamos el sendero GR11 siguiendo la indicación de Chisagües. El camino circula hacia el sur, en paralelo a la carretera, recorriendo un largo bojar que aprovecha a tramos una conducción de agua.

Al rato llegamos a una carretera asfaltada que tomamos a la izquierda (NE) y por la que descendemos de nuevo a la A-138, para llegar a la zona comercial de Parzán (1120 m) y alojarnos en el Hostal La Fuen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario